Pages Navigation Menu

Mescal: El lugar de filmación del viejo oeste permanece como escenario emblemático por casi 50 años

El guía turístico Frank Brown conversa con los visitantes el 1 de marzo, en Mescal, Arizona. Muchas personas no son conscientes de la importancia histórica de Mescal antes de participar en el tour de Frank. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

MESCAL – Para aquellos que viajan por esta calle principal llena de polvo bordeada por una cárcel, una cantina y un “café de vaqueros”, es fácil imaginar a los grandes del cine occidental apoyados contra una de las estructuras desgastadas, ensayando textos o tomando indicaciones de un director. El guía turístico Frank Brown, de 81 años, parece que acaba de salir de un escenario de películas. Lleva pantalones con rayas y una camisa con estampado de cachemir debajo de un chaleco abotonado. Alrededor de su cuello trae envuelto un pañuelo negro color carbón y encima de la cabeza tiene puesto un sombrero de vaquero beige, bajo-coronado. Una pistolera, una insignia de sheriff y gafas circulares son los toques finales de su traje.

Frank Brown posa para una foto en un porche el 1 de marzo, en Mescal, Arizona. Brown ha sido emitido como un extra en muchos proyectos filmados en Mescal. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

Mientras responde a las preguntas de los aficionados al cine, Brown informa que ha salido en unas cuantas películas filmadas en este lugar, justo al oeste de Benson, en la Interestatal 10. Su apreciación por el lugar es evidente.

“Se ha convertido en algo, que tenga este afecto por el escenario de Mescal”, comenta Brown. “Lo he tenido desde que lo vi en el ’97”.

Mescal, también conocido como el estudio hermano de Old Tucson, fue construido originalmente en 1968 para la película “Monte Walsh”.

La película se centra en un par de vaqueros envejecidos que pierden sus puestos de trabajo en una hacienda, y por ende tienen que adaptarse al paisaje cambiante del oeste.

Desde entonces, Mescal ha servido como escenario para varias películas de Hollywood. Sin embargo, esta área, a unas 40 millas al sureste de Tucson, no es muy conocida por el público.

Pero el set ha acogido a gente como Paul Newman, Kevin Costner, Danny Glover, Raquel Welch, Maureen O’Hara y Jane Russell.

Mescal también vio a Frank Sinatra como el bandido principal en la película “Dirty Dingus Magee” de 1970. (El lema de la producción era: “Es un poco occidental. Él es un poco vaquero”.); Clint Eastwood en “The Outlaw Josey Wales” (1976), interpretando al personaje principal, un campesino de Missouri de la Guerra Civil; y Steve McQueen en “Tom Horn” (1980), un legendario bandido, pistolero y policía.

Varios programas de televisión, incluyendo “The Young Riders” y “Little House on the Prarie” se filmaron en Mescal. El Canal de Historia (History Channel, en inglés), BBC y Fox News han utilizado este lugar.

Rob Jensen, director de entretenimiento de Old Tucson y coordinador de escenas peligrosas, sostuvo que Mescal es tan importante históricamente como Old Tucson.

“Mucha gente no se da cuenta para qué se ha utilizado este lugar, las estrellas que han estado allí y las películas que se han grabado allí a lo largo de los años”, comentó Jensen. “Creo que la gente se sorprende al enterarse de esta extensión de Old Tucson y la historia adicional de producción cinematográfica prácticamente en sus propios patios”.

Las estructuras de Mescal están en varias etapas de reparación. “El viento se ha encargado de éste muy bien”, comentó Frank Brown. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

Jensen mencionó que los edificios de Mescal, hechos sobre todo de madera y ladrillos de imitación, no estaban destinados a durar por mucho tiempo.

Algunos edificios se construían para una producción en particular, después los derribaban y los reemplazaban una vez que la filmación terminaba. Muchas estructuras utilizadas únicamente para filmaciones exteriores no tienen ni siquiera cimientos concretos.

“Siempre hemos tenido que invertirle mucho trabajo a los edificios para mantenerlos estables a lo largo de los años”, informó Jensen. “Y para algunos, fue una causa perdida porque simplemente no fueron construidos para durar”.

El mantenimiento incluye la prevención del goteo de los techos, el levantamiento de las cimentaciones de madera y el realineamiento de los diversos componentes de las estructuras. Los edificios no cumplen con el código, y no hay servicios públicos ni electricidad.

“Supongo que es básicamente como el viejo oeste”, observó Jensen.

Ambos estudios de Old Tucson y Mescal tienen telones de fondo de montañas. El paisaje que rodea Old Tucson está lleno de saguaros y afloramientos rocosos típicos del desierto de Sonora, mientras que los pastizales ondulados de Mescal pueden pasar fácilmente por la región de los altos llanos, notó Jensen.

El sol de todo el año de Mescal “dio a los cineastas la capacidad de filmar películas que ocurrieron en casi todas las partes del oeste”, según P.J. Lawton. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

Desde la década de 1960, Old Tucson se ha duplicado como estudio de cine y atracción turística. Mescal es un set cerrado que solo abre ciertos fines de semana de febrero a abril, lo que podría explicar por qué no atrae a tantos visitantes.

“Supongo que no es una atracción muy grande”, comentó Jensen. “No hay nada que ver en Mescal más que la ciudad, mientras que en Old Tucson tienes un día lleno de entretenimiento”.

Pero eso no significa que la gente deba pasar por alto la importancia histórica de Mescal.

Una de las escenas más reconocidas filmadas en Mescal se ve en la película de 1993 “Tombstone”. Presenta a Val Kilmer, Kurt Russell, Sam Elliot y Bill Paxton como Doc Holliday y los hermanos Earp caminando hacia el tiroteo detrás del O.K. Corral.

Esta cantina tomó papel en la película “The Quick and the Dead”. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

La versión de 1995 de “The Quick and the Dead” con Gene Hackman, Leonardo DiCaprio, Russell Crowe y Sharon Stone, fue uno de los últimos grandes occidentales filmados en Mescal. La ciudad de Redención tuvo lugar íntegramente en Mescal, y el hotel saloon sobrevive como una característica dominante de la película actual.

Otra película filmada en Mescal fue “The Three Amigos”, protagonizada por los veteranos de Saturday Night Live Martin Short, Chevy Chase y Steve Martin.

Además de los éxitos taquilleros, películas exclusivas más oscuras han utilizado el set de Mescal.

“Night of Lepus” (1972) presenta a la audiencia unos conejos gigantes mutantes que cazan a la gente. “Ghost Town” (1988) es una película de terror en la que un sheriff busca a una mujer desaparecida en una ciudad llena de residentes muertos.

“En esa película, Mescal parecía la ciudad fantasma prototípica que uno se imagina cuando se piensa en el viejo oeste”, recalcó Jensen.

Frank Brown relató que una estructura podría duplicarse como un edificio diferente al reposicionar una escalera, agregar ventanas adicionales o cambiar el arco en una puerta. Cambios simples podrían transformar una escuela en un ayuntamiento, y viceversa. (Fotografía por: Hailey Freeman/ Servicio de Arizona Sonora News)

“Ghost Rock” (2003), protagonizada por Gary Busey, fue otra producción menos conocida que filmó algunas escenas en Mescal. El jefe historiador de Old Tucson P.J. Lawton trabajó como pirotécnico en esta película, entre otros. Lawton mencionó que como muchas películas fueron filmadas en el estudio de Mescal y Old Tucson, no muchos cineastas quieran reservar Mescal después de que un incendio en el 1995 destruyera gran parte del último escenario.

“También hubo un periodo de tiempo en que los filmes occidentales se convirtieron en algo fuera de moda”, comentó Lawton.

Dos películas para una próxima trilogía, “Hot Bath an’ a Stiff Drink” y “Hot Bath, Stiff Drink, an’ a Close Shave” acaban de terminar de filmar en Mescal.

Lili DeBarbieri es una bibliotecaria, asistente de ubicación de películas y autora de un libro de no ficción sobre la cultura cinematográfica de Arizona. Ella comentó que el tiempo que pasó en el set de “Hot Bath an’ a Stiff Drink” siempre va a “tener un lugar especial en mi corazón”. DeBarbieri cita la interacción con actores, directores y actores dobles, viendo escenas de bailes en cuadrillas y teniendo el “aire frio y claro, y las espectaculares montanas purpura y azul en la distancia” como sus recuerdos favoritos de Mescal.

Frank Brown no lleva a los visitantes a este edificio porque las serpientes de cascabel habitan allí. “Si ellos desean grabar una toma por allá, me llaman, y reúno las serpientes y las suelto a unos tres cuartos de milla de distancia”, comentó Brown de las serpientes.

“Como viajera, me encanta visitar lugares de películas”, añadió DeBarbieri. “El potencial turístico es maravilloso”. Originalmente de Filadelfia, DeBarbieri se enteró de Mescal mientras realizaba investigaciones para su libro “Location Filming in Arizona: The Screen Legacy of the Grand Canyon State”.

Mescal ha sido un set de películas muy importante a lo largo de las décadas, pero DeBarbieri dijo que Mescal era un sitio especialmente importante para “el renacimiento de los cineastas que hacían los filmes occidentales como grandes películas y series de televisión en los años 90 y a principios del 2000”.

“Es un complemento a la mirada que Old Tucson proporciona a los cineastas”, comentó DeBarbieri de Mescal. “Es más pequeño que el estudio de Old Tucson, pero tiene su propio encanto y autenticidad, en mis ojos, como una réplica de la típica ciudad occidental de los años 1800”.

Para más información sobre los tours de Mescal, visite http://oldtucson.com/visit-ots/

Hailey Freeman es una reportera para Arizona Sonora News, un servicio de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Arizona. La puede contactar en haileyfreeman@email.arizona.edu

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *