Pages Navigation Menu

News for Southeastern Arizona, provided by the University of Arizona School of Journalism

Los aliados blancos se están organizando para defender a las personas de color

Los miembros de la comunidad se reunieron en el parque Christopher Columbus para cambiar el nombre. El parque está en tierra históricamente indígena. Fotografía de Tirion Morris / Arizona Sonora News

Los aliados anglosajones se están organizando para defender a las personas de color. Desde las recientes elecciones, las tensiones raciales han elevado y los anglosajones están dispuestos a distinguirse de los grupos de odio. Los aliados anglosajones se unen para usar su privilegio inherente para trabajar hacia la igualdad racial.

SURJ (por sus siglas en ingles), o Standing Up for Racial Justice, es una organización nacional de aliados anglosajones que se unen para educar a la comunidad y encabezar movimientos para desmantelar la supremacía anglosajona y el racismo en todo el país. Rob McLane es un miembro activo de la sede local, SURJ Tucson.

“La blancura en piel se ha construido durante siglos como una forma de preservar la riqueza de los grupos gobernantes”, dijo McLane. “Todos estaremos mejor cuando esa estructura se derribe”.

Al rendir cuentas a las personas de color SURJ trata de asegurarse de que puedan ser útiles y sensibles a los problemas en los que se involucran. SURJ Tucson, trabaja con muchos otros grupos locales, incluyendo LUPE, Lucha Unida de Padres y Estudiantes, un grupo de derechos de inmigrantes y Black Lives Matter Tucson.

“Las personas anglosajonas han estado buscando respuestas durante décadas y el problema es que tenemos que seguir el ejemplo de las organizaciones de personas de color para que no solo las personas anglosajonas tengan más respuestas que no funcionen”.

Frequentemente, SURJ Tucson, se pone en contacto con LUPE y Black Lives Matter Tucson para asegurarse de que se apeguen a las metas de la organización nacional. Muchas personas en todos los grupos son amigos, pero recientemente las discusiones se han formalizado para garantizar que se cumplan los deseos de todos. Una de las principales cosas para recordar, según Mclane, es que si es bueno reconocer el éxito, ser un aliado anglosajón no es un proceso de una sola vez y listo.

McLane explicó que nunca se logra ser un buen aliado, explica que más bien es un proceso. “Sí, estamos haciendo un buen trabajo, pero obviamente hay grandes pasos que todos pueden tomar para mejorar, hacer más, nunca va a parar. Nunca se logra hasta que el racismo y la supremacía anglosajona se desmantele”.

Una forma en que las personas en todo Estados Unidos se organizan para desmantelar el racismo es exigir que se derriben los monumentos a la confederación o a los líderes de la confederación. Aquí en Tucson, SURJ, unió fuerzas con LUPE, los Protectores de Agua de Chukson y otros grupos locales para protestar contra el nombre del Parque Cristóbal Colón y exigir su cambio.

David Archuleta, miembro de LUPE, habló en el evento sobre la importancia de luchar contra el racismo de una manera unificada.

“La unidad a través de la celebración y la aceptación de las diferencias puede llevarnos a la victoria”, dijo Archuleta al grupo que vitoreó y coreó con carteles y pancartas que se apoyaban mutuamente y a la eliminación de monumentos racistas.

David Archuleta habló al grupo en el Parque Cristóbal Colón acerca de la unidad y la necesidad de trabajar juntos por un bien común. Su discurso provocó vítores del grupo. Fotografía de Tirion Morris / Arizona Sonora News

“Necesitamos aliados anglosajones, necesitamos unificarnos en cualquier punto de contacto que tengamos”, dijo Archuleta más tarde.

Demostraciones tal como estas funcionan para difundir el mensaje de unidad y detener el racismo, pero no tienen éxito inmediatamente. El proceso de cambiar el nombre de Christopher Columbus Park tomará alrededor de dos años, un miembro del consejo de la ciudad le dijo a SURJ, pero hacer correr la voz y educar a la comunidad es parte del razonamiento detrás de estos eventos.

“No esperaría que alguien viera lo que estábamos haciendo en el parque y de repente dijera: ¡oh! tienen razón, hace cinco minutos no estaba de acuerdo, pero ahora estoy de acuerdo”, dijo McLane. “Si suficientes cosas como esa suceden en el centro de atención pública, entonces con suerte eso hace que la gente piense y reevalúe lo que piensa”.

La educación es uno de los objetivos principales de SURJ y LUPE con respecto a estos temas. Estudiar la historia y proporcionar contenido es la mejor manera de entender por qué las ideas racistas existen y persisten en la comunidad, según McLane.

“Cuanto más entiendes sobre el racismo y la supremacía anglosajona y la historia de nuestro país, te acercas un poco más a, a diario, para abogar por las personas a quienes ataca”.

SURJ organiza talleres que enseñan a las personas qué hacer si ven a alguien siendo atacado en la calle o por la policía, y cómo intervenir de manera efectiva y segura. Aprender de los errores del pasado en lugar de sentirse a la defensiva es otra forma en que las personas pueden mejorar su conocimiento, comenta McLane.

“No se trata solo de saber lo correcto para decir y hacer, se trata de estar abierto al aprendizaje. Todos los aliados anglosajones tienen cosas que aprender. No es que SURJ tenga ningún conocimiento mágico, es solo que somos personas que hemos decidido criticarnos y aprender de ello y hacerlo mejor”, comenta McLane.

Los términos “privilegio anglosajona” y “culpabilidad anglosajona” a menudo se relacionan con el alfil anglosajón y con los esfuerzos para combatir el racismo. El privilegio anglosajona, siempre que se reconozca y se dirija de la manera correcta se puede utilizar como una herramienta positiva para ayudar a las personas de color, según McLane.

Summer Aguilera de  Chukson Water Protectors se dirigió al grupo sobre este tema en la demostración del parque.

“Necesitamos que la gente entienda su privilegio. Necesitamos aliados, personas que vienen y simpatizen”, comenta Archuleta.

A través de entender el privilegio y aprovecharlo para ayudar a otros, puede ser útil. La culpabilidad anglosajona, por otro lado, no es una herramienta útil.

“Tenemos que ir más allá de la culpa. La culpa no ayudará a nadie. Si trabajas desde un lugar donde te sientes culpable, entonces no has trabajado lo suficiente en tu aprendizaje”, manifiesta McLane.

En vez de perpetuar la culpa, Mclane dijo que el esfuerzo está mejor dirigido a tener un sentido de participación y responsabilidad. SURJ trabaja actualmente con otros grupos de personas que han sentido la necesidad de tomar medidas desde las últimas elecciones, pero que quizás no saben cómo dirigir sus esfuerzos.

“Siempre existe el desafío en grupos más grandes de protestas o manifestaciones, de ser efectivos para canalizar la energía de otros anglosajones. Ha habido casos en que otros grupos de personas se están organizando, pero tal vez no sean tan susceptibles a lo que está sucediendo”.

Hay cientos de grupos en todo el país que han surgido durante el último año quienes están motivados para desafiar al gobierno. Muchas personas en ambos lados de la división política se están organizando para defender lo que creen, y según McLane, tener conversaciones que son difíciles, sin importar el tema, es lo más importante.

David Archuleta se dirige al grupo en el evento “Esto es racista: no más” en el Parque Cristóbal Colón. Él es un miembro activo de LUPE y trabajó con SURJ y los Protectores de Agua de Chukson para organizar el evento.

“Si puedes hacerlo de una manera en la que no estás a la defensiva el uno con el otro, esa es realmente una forma en la que vas a ver más vínculos dentro de nuestra sociedad entre personas que naturalmente no están de acuerdo”, comenta McLane.

SURJ Tucson se presenta semanalmente en el mercado de agricultores de Santa Cruz y su próximo evento de eliminación de monumentos será en Picacho Peak en los próximos meses.

Tirion Morris es reportero de Arizona Sonoran News, un servicio de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Arizona. Lo puede contactar en tirionmorris@email.arizona.edu.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *