Pages Navigation Menu

El más tenaz de Arizona capturó a Dillinger por el campo derecho

El grupo operativo de TPD encargado de capturar a la pandilla de Dillinger. Frank Eyman está en medio de la foto. (Foto obtenida a través de la investigación de Mike Anderson)

Recordemos a Frank Eyman, considerado uno de los individuos más tenaces que han llegado a ponerse una insignia.

El ex jugador de béisbol de Bisbee y antiguo hombre de la ley de Arizona es más conocido por capturar al famoso “enemigo público número uno”, John Dillinger y su pandilla, pero además de su insignia, Eyman era mucho más.

El entusiasta del béisbol y autóctono de Bisbee, Mike Anderson, se topó por primera vez con el nombre Eyman durante su carrera de 10 años, cuando trabajaba para la oficina del sheriff del condado Pima.

“Al saber que había un jugador de béisbol en Bisbee con el nombre de Frank Eyman, decidí ver los registros”, comentó Anderson.

Se convirtió en el principal experto de Eyman y su esfuerzo en la captura de Dillinger.

Eyman nació el 8 de marzo de 1898, en Lemont, Illinois. A los 19 años, se unió al ejército de los EE. UU. y fue asignado al 17° Regimiento de la Caballería en el campo Harry J. Jones, a lo largo de la frontera de los Estados Unidos con México en Douglas, Arizona. La caballería rara vez trabajó, además de patrullar a través de la frontera y jugar al béisbol. Durante ese tiempo, Eyman jugó en el regimiento y en los equipos de béisbol de la unidad.

Los jugadores de béisbol están jugando en el histórico Warren Ballpark en Bisbee, Arizona. El estadio fue construido en 1909 y es el estadio más antiguo en uso en los Estados Unidos. (Foto obtenida a través de la investigación de Mike Anderson)

Se casó con Mary Adams de Bisbee en febrero de 1919. En abril, terminó su servicio militar y regresó a Illinois. Se devolvió al sureste de Arizona un año más tarde y firmó un contrato para ser un jardinero para el equipo de béisbol semi-profesional Bisbee Colts, la cual se consideró como la mejor época en el condado de Cochise.

Eyman siendo diestro, bateó por encima de .300 en tres temporadas con los Colts y fue considerado un jardinero por encima del promedio, haciendo atrapadas asombrosas a lo largo de la cerca en el campo.

En 1921, Eyman se convirtió en un agente especial para Elgin y Eastern Railroad. Él y su esposa se trasladaron a Tucson en 1926, convirtiéndose en un agente especial para el Southern Pacific Railroads; finalmente uniéndose al departamento de Policía de Tucson en 1930 como un patrullero de motocicleta.

Dillinger y su pandilla subieron de posición en la lista de seguimiento del FBI después de robar bancos y comisarias en 1933. Con una persecución a nivel nacional en marcha, la pandilla decidió tener un perfil bajo en el invierno.

Ellos eligieron Tucson.

Dos de los miembros de la pandilla, Charles Makely y Russell Clark, se registraron en el Hotel Congress, frente al depósito del ferrocarril. En la mañana del 22 de enero de 1934, un fuego provocado por aceite se desató en el hotel. Makely y Clark fueron evacuados y los hombres pidieron a los bomberos que recuperaran cuatro bolsas pesadas de equipaje, que contenían dinero en efectivo y armas. Por $12, los bomberos subieron por la escalera de incendios, engancharon el equipaje y los dos hombres desaparecieron. En la mañana siguiente, los bomberos se sentaron alrededor de la estación a leer una revista de detectives. Dentro de las paginas había una historia y fotos de la pandilla de Dillinger. Los bomberos reconocieron a los hombres del Hotel Congress. El jefe del departamento de policía de Tucson (TPD por sus siglas en inglés), Gus Wollard, reunió un grupo operativo para capturar a los cuatro miembros. Eyman se convirtió en unos de los oficiales asignados a la tarea.

La policía rastreó a los miembros de la pandilla en una casa en Second Street cerca de la Universidad de Arizona. El 25 de febrero, los policías siguieron a Makely, de la casa de alquiler hasta Grabbe Electric and Radio Store en Congress Street, mientras trataba de comprar un radio de la policía. Makely fue el primer miembro capturado.

El grupo operativo regresó a la casa de alquiler, donde el oficial de motocicleta y ex jugador de la liga menor, Chet Sherman, fingió entregar un mensaje a Clark. Siguió la lucha cuando Sherman se lanzó a capturar a Clark. Eyman y otro oficial se precipitaron a través de la puerta trasera, golpeando a Clark con el mango de la pistola para someterlo. La situación se intensificó cuando Dillinger y Pete Pierpont seguían vagando por la ciudad.

El grupo operativo localizó a la novia de Pieront en el Arizona Motel. Durante una parada de tránsito, Eyman convenció a Pierpont de ir a la estación de policía para recibir una pegatina de registro. A su llegada, Pierpont descubrió que había sido engañado por Eyman.

“Pierpont era un hombre peligroso. Él fue el que mató a tres oficiales a lo largo de su conducta criminal”, explicó Anderson. “Para haber podido atrapar al miembro más difícil, engañándolo astutamente, comenta que Eyman fue muy brillante en la captura de Pierpont”. Dillinger sería capturado el mismo día. Cuando regresó a la casa, fue recibido por un grupo de oficiales. Dillinger no opuso resistencia alguna, exclamando: “¡Bueno, estaré condenado!”

La banda de Dillinger fue capturada y acusada en Tucson, Arizona. Los cuatro hombres fueron hallados culpables y un juez ordenó que los miembros fueran extraditados al este. (Foto cortesía de Associated Press)

Un juez ordenó que los miembros fueran extraditados al este. Dillinger fue enviado a una prisión de Crown Point en Lake County, Indiana, cuya se consideraba Ineludible. Él demostró que estaban equivocados el 3 de marzo de 1934, cuando robó el automóvil del sheriff y se dirigió a Chicago donde armó una nueva pandilla.

El 22 de julio de 1934, el FBI siguió a Dillinger al Marboro Theatre de Chicago y al final de la película Dillinger salió por el callejón. Las autoridades lo atraparon por última vez, le dispararon y lo mataron mientras trataba de disponer de su arma.

Eyman lo ascendieron a teniente y capitán por sus contribuciones en la captura de la pandilla de Dillinger. Iba a prestar servicio en la segunda guerra mundial como un oficial naval, convirtiéndose en el jefe de los detectives de TPD. En 1950, Eyman fue elegido para su primer equipo de dos años como el sheriff del condado de Pima, pero renunció en 1955 para convertirse en director de la prisión estatal de Arizona en Florence.

Frank Eyman era un director de la prisión de Florece, Arizona. Fue conocido por detener una incursión en la prisión, salvando a dos hombres de servicio. (Foto obtenida a través de la investigación de Mike Anderson)

“Fue tan tenaz que detuvo un motín en la prisión en 1958 cuando los prisioneros tuvieron a dos oficiales cautivos”, manifestó Anderson. “Él fue tan rígido que detuvo el motín gritando, ¡Si ustedes prisioneros llegan a tan siquiera hacerle un rasguño a mis hombres, los mataré a todos!, Mientras él dirigía un esfuerzo para recuperar el bloque de celdas y rescatar a los guardias”.

Eyman era conocido como un director de prisión rígido, con la táctica de soldar las puertas de la prisión. La notoriedad siguió ya que empezó ganar la atención de productores de la película que querían que actuara como el director de prisión en The Way to the Gold (1957) y Riot (1969). Eyman se jubiló como el director más duro del estado en 1972 y vivió en Casa Grande hasta que falleció a causa de neumonía aguda el 13 de marzo de 1984.

Sergio Calderón es un reportero para las Arizona Sonora News, un servicio de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Arizona. Lo puede contactar en sacalderon@email.arizona.edu

Traducido por: Carolina Padrés-Quiroga