Pages Navigation Menu

News for Southeastern Arizona, provided by the University of Arizona School of Journalism

De piloto de combate a combatiente por la justicia

Lincoln Ragsdale da un discurso en el Estadio Goodwin en la Universidad Estatal de Arizona el 3 de junio del 1964. También representan a Martin Luther King Jr. y Ralph Abernathy.

Traducido por Javier Aispuro

Un héroe militar. Un activista por igualdad de vivienda y discriminación laboral. Un hombre que luchó por los derechos civiles tan valientemente que ahora se considera que es el Martin Luther King Jr. de Arizona.

Lincoln Ragsdale nació el 27 de julio de 1926, en Tulsa, Oklahoma. Sus padres, Hartwell y Onlia, eran afroamericanos de clase media que poseían una morgue que les había sido entregada por el abuelo de Lincoln.

Después de que el Ku Klux Klan linchó a su tío, William Ragsdale Jr., la familia se mudó a Ardmore, Oklahoma, para comenzar de nuevo.

Onlia fue la presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres de Color de Oklahoma. En momentos distintos, su hermano mayor y primo sirvió como presidente de la NAACP (por sus siglas en ingles) en Oklahoma.

En 1945, Lincoln salto las barreras de desigualdad cuando se entrenó para convertirse en un aviador de Tuskegee Army Air Corps Field en Alabama. Este programa fue el primer intento del gobierno de integrar las fuerzas armadas. Lincoln voló un Mustang P-51, un avión de combate rápido e histórico.

En 1983, Lincoln le dijo a Arizona Republic: “Recuerdo cuando solíamos caminar por barrios negros justo después de la guerra y los niños pequeños corrían hacia nosotros y tocaban nuestros uniformes, ‘Señor, ¿realmente puede volar un avión?’ Los aviadores de Tuskegee dieron a los negros una razón para estar orgullosos.”

Lincoln era un hombre orgulloso que buscaba justicia en un mundo racista.

Lincoln y su esposa Eleanor llegaron a la Base de la Fuerza Aérea Luke en Arizona en 1949.

El clima racial de Phoenix en 1949 era tóxico para los ciudadanos afroamericanos. Cinco años antes, el gobernador de Arizona Ben Moer celebró una conferencia de prensa en la que prometió que evitaría que los afroamericanos se instalaran en Phoenix.

“Como gobernador de Arizona, no creo que permita que este estado sea un vertedero”, comentó Moer.

La economía de Phoenix había cambiado de un centro de distribución a una ciudad industrial con producción de equipo militar. La comunidad permaneció dominantemente anglosajona.

Los Ragsdales se dispusieron a forzar el cambio de inmediato. Se convirtieron en miembros de la sucursal de Phoenix de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color y la Liga Urbana de Phoenix. El dúo ayudó a fundar el Greater Phoenix Council for Civic Unity.

Según Ann Hart, presidenta de la sucursal de la NAACP en el condado de Maricopa y amiga de los Ragsdales, dijo: “Dr. Ragsdale abrió la puerta a los hombres negros y luchó por el desarrollo económico”.

Lincoln se convirtió en el primer propietario negro de la funeraria en la ciudad con su hermano Hartwell Ragsdale II, en 1947. Los bancos locales les negaron préstamos, por lo que arregló un préstamo personal por $35.000 de un amigo.

En 1953, él y Eleanor desagregaron el Distrito de Encanto, el vecindario más acomodado y segregado de la ciudad. En ese momento, los barrios estaban esencialmente divididos por raza e ingresos. Lo que se conoce como la línea roja.

El vecindario, si bien no estaba legalmente segregado, no permitía que los afroamericanos se mudaran. Los corredores de bienes raices en el área no mostrarían casas a personas de color ni aceptarían ofertas de viviendas. Si lo hicieron, enfrentarian fuertes multas y críticas de sus compañeros. Creían que, “su presencia minaría la estabilidad de la comunidad y los valores de las propiedades”.

Con un poco de agilidad y un pensamiento rápido, Eleanor utilizó su conocimiento como corredora de bienes raices para su beneficio. Ella encontró un hogar para su familia en West Thomas Road que fue perfecto.

La comunidad anglosajona vecina no los quería ahí. Ella utilizó su piel pálida y las vistas superficiales de los corredores de bienes raíces anglosajones a su favor. Supusieron que ella era anglosajona y le mostrarían casas que su familia nunca vería normalmente.

Lincoln Ragsdale Tuskegee Flying School en Alabama 1945. ©Lincoln Ragsdale Jr.

Eleanor hizo que un amigo anglosajón comprara la casa y la transfiriera a nombre de Eleanor.

Poco después de mudarse, la familia Ragsdale se despertó con la palabra “Nigger” pintada con aerosol en su casa en grandes letras negras.

Lincoln ya había elegido luchar contra estas personas cuando compró la casa. Él no iba a detenerse ahora. En lugar de borrar la palabra, la dejó. “Quería asegurarse de que los anglosajones sabían dónde vivía el Nigga”, le había dicho a la revista Phoenix.

Este tipo de fuerza y ​​fuerza de voluntad es la razón por la cual Lincoln Ragsdale desarrolló un cuadro de admiradores.

“Mi padre tenía la fuerza para defender la justicia, creo que lo consiguió por estar en la Fuerza Aérea. Redlining y el sistema no pudo detenerlo”, comentó Lincoln Ragsdale Jr.

Ese mismo año, Ragsdale financió una demanda federal para desafiar la segregación escolar de Phoenix.

Esto llevó a Hayzel B. Daniels a presentar el caso Phillips, para ayudar a integrar la escuela preparatoria.

Daniels y el abogado de Phoenix Herbert F Finn. presentaron la demanda ante el Juez del Tribunal Superior Fred C. Struckmeyer Jr. La demanda fue financiada por la NAACP, la GPPCU y nada menos que los Ragsdales.

Con éxito argumentaron el caso contra la segregación en el Tribunal del Condado de Maricopa.

Struckmeyer dictaminó que la ley de Arizona que permite que los consejos escolares segreguen a los alumnos es inconstitucional. Esta decisión ocurrió solo un año antes de Brown v. Board of Education.

Lincoln no insistió en las victorias, continuó con su difícil situación de igualdad.

Dio un emotivo discurso en el club Scottsdale Democratic. Un artículo sobre su discurso apareció en la portada del Scottsdale Daily Progress con el titular; Cómo What it’s Like To Be Black.

“Puedes entenderme intelectualmente pero no puedes entenderme emocionalmente. Cuando se trata de presenciarlo. ¡Es difícil! No tienes ningún concepto de lo que es ser negro. Nunca has tenido una experiencia significativa con una persona negra “, afirmó Lincoln en ese momento.

Muchos vieron los talentos de Lincoln como únicos.

“Tenía una manera extraña de entregar su mensaje para compartir cosas dolorosas, para que otros vieran el racismo”, comentó Dr. Hart.

Los siguientes diez años, los movimientos de derechos civiles continuaron creciendo. A medida que crecían las tensiones también lo hacía el sonido de la voz de Lincoln.

En 1960, el reverendo George G. Brooks y Lincoln unieron fuerzas como jefes de la sucursal del condado de Maricopa de la NAACP.

Despues Lincoln y Brooks, llevaron su pelea a los bancos de la región más grande de Phoenix. Los únicos empleos que los afroamericanos recibieron en los bancos de la región, era barriendo los pisos.

Ellos exigieron contratar afroamericanos para trabajos basados ​​en habilidades.

“Tuvimos que elegir un lugar para comenzar la pelea, entonces tuviste que averiguar a quién conoces primero, ¿el rey o los súbditos? Pensamos que era mejor comenzar en la cima “, dijo Lincoln en ese momento.

Al principio, el presidente de los bancos se negó a escuchar. Pero Lincoln se enojó y se negó a echarse atrás. Entró en su oficina y le gritó en la cara y se puso a caminar. Una vez golpeó con fuerza su puño en el escritorio del presidente y se rompió.

Su presencia dominante y determinación funcionaron. No tuvo piedad con Patrick y en 1962 el banco contrató a Wilbur Hankins como el primer cajero de un banco afroamericano. Lincoln llamó a sus tácticas, “conflicto creativo”.

Su estilo de conflicto creativo lo llevó a otras industrias en Arizona como General Electric y Motorola.

“Mi padre fue un catalizador para integrar y derribar las barreras que mantenían a las personas negras y las minorías fuera del sistema en Arizona”, dijo Ragsdale Jr.

Hart recuerda la actitud de Lincoln de “nunca darse por vencido”.

“Vivió según el mantra”, ‘si no representas algo, caes por cualquier cosa.”

Monique Stewart es reportera de Arizona Sonora News, un servicio de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Arizona. La puede contactar en moniquestewart@email.arizona.edu

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *